Masai


Masai

Masai

Rock, Progressive, Jazz
From: Montevideo, Uruguay

Band Members

  • Lautaro Frias - Guitarra-Voz
  • Carlos Visconti - Guitarra-Voz-Prog.machine drums
  • Eddie Matus - Viola-Voz
  • Fernando Culshaw - Bajo
  • Alexis Makukina - Batería

About Band

Masai fue un grupo de rock fusion uruguayo (1994-1997) integrado al principio por 2 guitarras, bajo , viola y maquina de ritmos (Alesis HR-16) siendo sustituida ésta en los ultimos tiempos por su  tocayo humanoide  Alexis Makukina en bateria real.(no sin antes haber pasado por  la banda  otros bateros transitorios  como ser  Ismael Cardozo)  A modo de registro aqui estan algunas de  sus musicas  que supieron estar en el top  ten  de los  rotundos fracasos comerciales .ah y algunas fotos que  demuestran que de todas maneras la pasabamos bomba!! (mas informacion  será  incorporada a la brevedad por el benemerito y meticuloso musicologo  Eddie  Matusalem. ) ATENCION! para ver el video copiar  el siguiente link: http://video.google.com/videoplay?docid=-7290928842621976717

 MASAI: LA LOCURA QUE NO FUE

(una historia personal de Masai)

El 24  de diciembre de 1997, a medio día, en el velódromo, ante una multitud de 6 personas, todas dispersas y distraídas, Masai tocaba su último concierto desconcierto.

Ese fue el inicio de la agonía de un grupo underground en un país underground.

Recuerdo que era una gran movida  con una serie de fechas con conciertos de diferentes grupos de todos los estilos musicales que se escuchaban en ese momento.

Nos costó conseguir ese toque y lo logramos, enviamos demos a los organizadores y pudimos ir, la cosa es que nunca nos imaginamos que nos harían  tocar en ese horario. Pienso que ni mi madre, si viviera en Montevideo, iría a verme en ese horario, además tenían la prepotencia de apurarnos en tocar porque mas tarde llegaría un grupo que ya sonaba mucho en ese momento (La abuela Coca), para hacer su prueba de sonido,……nunca vinieron. Nunca había tocado con tanta rabia y pena a la vez.

Ese era Masai, un grupo muy  unido, pero no solo porque hacíamos todos la música que nos gustaba, fue la casualidad o la circunstancia de la vida que nos puso en el mismo lugar a crear algo que sonara con un estilo personalizado, pero de cada uno. Visto de afuera debería ser la cosa mas complicada a nivel musical, éramos 4 diferentes estilos completamente diversos, uno que amaba el “funky”, otro el estilo satrianesco y derivados para tocar, otro amaba el jazz en guitarristas contemporáneos y algunas cosas más, y yo que venia de una formación totalmente clásica y de amar el rock progresivo, y más tarde entra el quinto elemento amante del heavy metal. En fin, una gran mezcla.

Las composiciones eran en un 70 % de cada uno, el resto lo ponía el grupo, uno llegaba con su medio tema, o media idea en la cabeza y era en ese momento que venia la maestría de los demás que lo sellaban  con ese variado estilo, y se formaba eso que nunca se supo definir.

Siempre me preguntaron “¿y que estilo hacen?”,  al inicio mis respuestas eran muy complicadas y nunca dije algo definitivo, con el paso del tiempo respondía que era un estilo jazzfunkyprogresivo o funkyfolkloricojazzprogresivo y al final lo resumía en funkprogresivo , un gran estilo desconocido….en un país desconocido.

 

EL INICIO

 Yo tendía siempre mi paño azul en el Mercado del puerto, Montevideo, y vendía artesanías, para ayudarme en mi periodo de estudiante. Fue en ese lugar que conocí a Lautaro, en que nos dimos cuenta que éramos rivales de venta, ya que vendíamos casi la misma mercadería (pero los detalles los explicaré mucho más adelante de como fue esa conversación, de música nunca se habló en ese primer encuentro).

El estereotipo del chileno músico en Uruguay, es que todos tocan charango y quena y esa fue la primera impresión que tuvo de mí, al menos así lo interpreté yo, que solamente toco la viola.

Días después me comentó que con su primo (Carlos) estaban formando un grupo de música popular, más bien rock y que le había comentado que yo era músico y que le interesaba probar una nueva sonoridad con los instrumentos típicos de mi país.

Esto no fue inmediato, pasaron casi dos meses para poder establecer un contacto concreto.

 

 Cada vez que encontraba a Lautaro insistía en saber cuando sería este ensayo, ya que para mi fue siempre importante tocar música popular y más si era un poco de rock. Yo estaba enclavado en el clásico y tocaba en un grupo de música popular desde hacía 3 años, en que la temática era casi minimalista, siempre el texto hablaba de sueños maravillosos con ardillitas y ositos jugando con jirafas de colores y niñitas en vestido blanco, todo un zoológico surrealista (Clemente y la Inercia).

Estaba ansioso por empezar una cosa nueva y más realista dentro de lo que es la composición. Algo concreto y en lo que yo pudiera aportar algo.

El encuentro se concretó el 3 de julio de 1994, en el barrio  Capurro, Montevideo.

Yo cargue conmigo unas quenas y zampoña junto con mi viola. Fue en casa de Carlitos, Comenzamos a tocar cuando llegó Fernando, después de un buen rato de espera, cosa que se volvió una tradición.

Saqué quenas y demás cosas y no hubo sintonía conmigo  y la música que brotaba en ese momento, recurrí a lo mejor que tenía y eso era la viola. Aún recuerdo la cara de ellos cuando comencé a tocar sobre el tema que ellos estaban elaborando desde hace un tiempo, así nació “Caída libre”, y yo pasé a ser el último integrante, al menos por un tiempo del cuarteto que se llamaría Masai.

Desde ese momento la casa de Carlitos, el Domingo de tarde en Capurro pasarían a ser una fuerte tradición, para mi, por unos buenos años.

 

 BATERIA ( ¿gran problema o integrante pasajero?)

Ver un grupo de rock con una viola, era raro en Montevideo, pero era más raro era ver toda ésta  formación con una maquina de ritmo programada (Alesis HR  16).

Siempre nos preguntaron “¿Dónde esta el baterista?”. La respuesta es más que obvia.

El baterista creo que fue un dilema bastante grande que tuvimos, pero el hecho de no tenerlo en un principio nos sirvió a ser meticulosos con el tiempo o la métrica y a ser creativos en lo que se refiere a el ritmo que queríamos. En eso el maestro del ritmo demostró serlo Carlitos, programando esta simpática maquina. Otra de las ventajas es que no teníamos que estar tratando de ser diplomáticos con otro humano en el grupo, aunque los que pasaron fueron bastante accesibles como persona, con excepción del primero que tuvimos, que solo duró dos ensayos, y que creo que fue en el segundo que se enojó un poco conmigo, ya que le critique su intervención fuera de ritmo. Pero eso es agua pasada.

Como desventaja es que si se cortaba la electricidad volvía a desprogramarse y era un problema, como nos ocurrió en medio de un concierto en el parque de Capurro , que hubo una baja de voltaje, se desprogramo y hasta ahí nos duro el concierto, estábamos limitados, no supimos que hacer, solo desenchufar e irnos un poco desconsolados.

Luego pasaron algunos personajes, como uno muy joven que creo que se asustó, por nuestro estilo particular de ensayo. Para ser tan joven (17 años, nosotros teníamos entre 22 y 25 años) tenía un gran talento. Después nos llegó “ un amigo de un amigo” que  al inicio andaba bastante bien, pero quiso innovar  con algunos “toques” típico de música caribeña, era el estilo musical del que nosotros  no éramos muy buenos amigos, y como la diplomacia no era nuestra fuerte característica, dejamos de llamarlo sin explicación alguna.

 

EL ISMA

No recuerdo con precisión cuando fue que entró en el grupo, solo recuerdo que él ya estaba ahí , y a la grande, también recuerdo cuando lo vi por primera vez, que fue en el bar “Lejos” de Las Piedras , Lautaro estaba contentísimo que “El Isma” (Ismael Cardozo) estaba presente entre el publico en nuestro concierto, ya que era un gran músico baterista. En ese momento nunca se me ocurrió que después de un tiempo, casi un año después, estaría tocando con nosotros.

Un gran terrible batero, además encajaba justo con la personalidad del grupo, él ya era un poco mayor que nosotros, y cuando digo mayor, no lo digo solo por su edad, también me refiero a su musicalidad, aparte de nosotros tenia su grupo, de un estilo totalmente diverso al nuestro, era el grupo Belém , que ya estaban sonando desde hace un buen rato y muy bien, con ellos colabore en el disco que salio años después.

La experiencia con El Isma fue breve pero productiva, hasta participamos en uno de esos concursos organizados por la intendencia de Mvdeo, de lo que quedo un buena grabación, como nunca tuvimos, pero que lamentablemente se extravió. Al menos pude escucharla y recuerdo muy bien la intervención de la bateria.

Como tenia ya compromisos musicales importantes, se tuvo que ir , fue una pena, justo cuando eso empezaba a sonar como tenia que ser.

Volvimos a nuestra  pequeña amiga Alesis , talvez pasaron otros para probar pero no me quedaron en la memoria.

Estábamos en nuestra rutina de ensayo cuando en la casa de Carlos aparece un personaje que ya conocía de viejas andanzas musicales, pero dentro de lo clásico, Era Alexis, el homónimo humano de nuestra maquina , que nos traía una nueva era de potencia en el grupo.

 

Y AL FINAL FUERON CINCO

Finalmente nuestro grupo tenía la formación que por un buen tiempo creamos y lo pasamos bien.

Alexis encajo a la perfección, su técnica era muy buena y se adapto totalmente a nuestro ambiguo estilo, también ayudo a pulir nuestras composiciones, y a darles talvez un toque más potente, y cuando compusimos en el periodo que el integraba el grupo, se notaba nuestro cambio en la composición, se pisaba mas fuerte como grupo. Lamentablemente muchos de esos temas se perdieron, por lo tanto lo que quedo de composiciones grabadas es del periodo de antes de su entrada.

Finalmente el grupo se componía así: en las guitarras y voz estaban Carlos y Lautaro, en bajo, Fernando, yo, en viola y voz y en batería, Alexis.

 

COMPONER

Cuando llegue a Masai ya algunos temas estaban compuestos, y eran bastante diferentes de cómo se llego al final de la interpretación de cada uno de ellos. Por ejemplo “Caída libre” ya estaba casi terminada, creo que era composición de Lautaro y Carlos, muy jazzistica, según algunos que nos escucharon, y se tuvo que readaptar un poco para la intervención de la viola, también le faltaba el nombre, no se en que momento la nombre así , pero lo hice ya que me sonaba ese nombre en la cabeza desde hace mucho, y representaba para mi algo importante entrar a formar parte de algo bueno, era una Caída libre.

 

“Luna roja” era una composición completa de Carlitos, la tenia hecha desde hace mucho.

Así como la escuché, era perfecta, siempre me sentí en dificultad para poder intervenir en mi parte, no tenia nada que agregarse ni sacarse, pero a pesar de eso, él me dejo siempre hacer algo. La versión final tiene un pequeño redoble con un glissé de doble cuerda de la viola al inicio del tema, creo que fue la unica cosa buena que pude aportar a ese tema.

 

“Viejo baúl” , fue un tema ya casi compuesto por  todos, diciendo la verdad  es que ya estaba una pequeña parte “cruda” pero cuando la retomamos  y creamos nació esa segunda parte donde cambia la armonía y la dinámica, donde pude explayar una melodía, que según Lautaro era muy Piazzollistica. Pero es ese momento que le da el nombre. Tenía esa imagen de alguien que entra en un sótano y se encuentra con las cosas que esconde un viejo baúl.

Cierto que de técnica musical esta imagen no dirá nada, pero ahí la música lograba crear una imagen en cada uno de nosotros.

 

“Chacarera psicodélica” o mas bien conocida por su nombre artístico “De luz y de agonía ( 48 hrs)” , nombre que le da Carlos, bueno la base del tema era suyo, luego llegue yo metiendo la melodía, la parte Psicodélica es la parte central en donde se pierde totalmente la temática que venia desarrollándose y ahí fue una participación de todos, el bajo de Fer desarrolla un clima donde nos daba pie a delirar, coordinadamente, Lautaro hace intervenir  su guitarra con su estilo particular de melodía compleja, la potencia de la segunda parte, me hacia esforzar un poco mas de lo común la viola.

Esta es una de las pocas grabaciones que toca Alexis.

La anécdota de este tema es que cuando fuimos  al estudio de grabación, y cuando nos preparábamos para hacer la mezcla, el técnico por error toco un botón de efecto de sonido, mientras sonaba la melodía. Este efecto es una explosión, lo gracioso es que quedo justo en la reentrada de la melodía después de la parte delirante y es como una señal de que se viene algo más potente. Nos pedía disculpas de mil modos por el error, pero fue tan preciso el momento que nos gusto y decidimos dejarlo, la casualidad hizo la originalidad.

 

“ Santiago” era una poesía que había escrito un par de años antes, en un periodo de melancolía que sentía por mi país de origen y sobre las cosas que había hecho mi abuelo materno en una vieja revolución de los años 30 en Chile.

Nos encantaba en  los ensayos hacer “zappadas”, o sea improvisaciones delirantes, un viaje por un sin fin de armonías. Recuerdo que Fer tomo la guitarra de Lautaro y comenzó a tocar una serie de acordes con un intervalo de breve silencio para luego retomarla como una respuesta a la frase anteriormente hecha. Lautaro tomo el bajo de Fer y sobre esa frase comenzó a tocar un “slapping” agresivo, rudo, rebotaban sus manos en las cuerdas, Carlos jugaba con la frase variándola y agregando un poco de efecto de distorsión, volaban las notas. Todo armónicamente era muy simple nada de variantes o progresiones que hicieran derivar a otra situación melódica. Todo eso formaba un tapiz sonoro, que me hizo dudar de interferir con la viola, al final no lo hice y comencé a recitar esa poesía, en un inicio era recitada completamente, pero viendo que algunas frases no encajaban con la frase melódica, la fui cortando poco a poco. También al ver que el estribillo instrumental se repetía en una progresión armónica y dinámica, tuve que modificar la frase central del poema y fue el resultado que “Santiago” es el estribillo y único pedazo cantado del tema. Fue lo primero que “canté”, casi una canción no canción.   


Photo Album

Leave Your Comments

Contacts

This artist does not have any contacts online yet.

Shows & Events

Show All|Hide All

2666-06-06 Ganimedes View Details

Page Statistics

Total Views: 10154
Total Plays: 2540

Friends

Fans